lunes, 29 de abril de 2013

El MIR fuera de tiempo / Residente de Pediatría

Tras muchos meses sin escribir nada, hola de nuevo. La primera cosa que puedo reafirmar después de este tiempo es que la vida está muy loca, y que nunca sabes qué día tu camino cambiará, ni qué querrás mañana.
Todo tiene sus tiempos y su maduración, pero siempre hay un día en el que salta la palanca y giras la veleta.
Igual que fuiste, volviste. Igual que querías girar y girar, variar y variar...un día quieres parar, crecer en otra dirección, mirar hacia el sol desde otra perspectiva.

Y ese día para mí fue hace casi un año en el DF. Fue el día en el que decidí guillotinar mi recorrido latinoamericano para retomar mi camino profesional, que apuntaba desde hacía años, desde antes de acabar la carrera, a la Pediatría. Como herramienta, como arma, para andar el mundo y para dejar mi huella , haciendo lo que quiero, y tal y como quiero.

Ese día decidí por fin, que sí, que me apetecía, que era el momento de volver. A la semana siguiente ya sabía en qué punto del mapa del estado español iba a sentar mi culo durante siete meses, unas 8-10 horas al día, para preparar la prueba, el MIR. Esa prueba que había intentado preparar dos años atrás, para finalmente abandonarlo tras dos meses, dos meses de duro y decisivo, pero inolvidable, verano en Madrid.
¿Qué decir del MIR? Ahora mismo nada. Hay muchos blogs que tratan acerca de sus detalles, los más operativos y técnicos. Tengo pensado hablar en otra entrada de cómo lo viví yo, de lo que supuso para mí. El caso es que lo hice, y tras un par de meses agónicos más, la semana pasada obtuve mi plaza de residente, una plaza de Pediatría en el Hospital Universitario de Canarias, en Tenerife. Me quedo en Canarias, donde quería. Sólo tengo que mudarme a la isla de enfrente.

Mientras espero mi próxima incorporación, aprovecho para dar un rol de dos semanitas por la Bretaña francesa, pasando por Rennes para disfrutar de un festival que promete mucho.

A partir de ahora preveo entradas acerca de mis vivencias hospitalarias, además de las habituales entradas varias, con reflexiones varias. En cualquier caso, procuraré contar cosas interesantes y que podamos compartir este espacio virtual para intercambiar experiencias.

Parece que tendré bastante tranquilidad y estabilidad durante los próximos años, en los que además espero crecer mucho a nivel profesional. Es lo que ahora mismo quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada