viernes, 8 de julio de 2011

Sí.

Sí. Punto y final.

Nada más que decir.

Nada visceral, nada que suene a auténtico.

Con un punto y final nunca hay retorno.

¿No?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada